Tengo una amiga que

Imagenes
Textos
Video
Edited Image 2013-3-27-15_40_15_edited_e
2.jpg

Tengo una amiga que....                                                             3/5

 

¡Medallista! ¡Mi amiga! ¡Cosas doradas colgando de todas sus paredes, clavadas como frutas que no quieren caerse y para ello gritan mírennos, estamos aquí, oigan, miren! ¡Es capaz de enseñárselas a cualquiera que se asome al marco de la puerta, tour por sus extremidades, logros, esto que brilla aquí (señala el borde de una copa) se refleja aquí (señala el punto por el que se le dobla el brazo) y, si quieres verme entera, tienes que dejarte decir ay! ¡Ay, me encandilo, ay, mis ojos, ay, ay, ay! ¡Es capaz, también, de pegarse un rato que da miedo echada en el sillón, subiendo las piernas hasta que parece que están acariciando el techo, de creérselo, de osar creérselo, de dejarse pensar está lloviendo porque estoy nerviosa y mis temblores (se señala el contorno del ombligo) exprimen las nubes, jugo de nubes edulcorado con el vaho que mi respiración bota si yo se lo permito, curarme en cuanto la primera gota me aterriza en la punta de la lengua y, absorbiéndose, me convierte a mí en el cielo! ¡Mi amiga! ¡Medallista! ¡Te muestra su casa, se para en todas las baldosas, no te advierte agáchate para que no te choques con las cosas metalizadas que cuelgan del techo, para que los estantes cambados por el peso de las copas no te abollen la cabeza! ¡Se ríe y al rato entiendes (señala los dibujos de las venas en tus brazos: para ella son una cosa, para ti son otra) que sus premios, hojas, dientes, mechones, picos, legañas, cueros, páginas, carcajadas son, más bien, destellos que cuidan! ¡Y gritan mírennos, hágannos caso, y ella no explica gané esto sino que describe cuando gané esto, me sentí así: por eso extremidades, logros! ¡Dejarte encandilar por un brillo (ay, veo manchas, cambian de color, reconozco las formas, ¿y esto qué es ahora?) significa sentir un nudo de otros brillos enredándose dentro de ti! ¡Pasear por la casa de mi amiga significa apretarte contra el pecho lo que sentiste mientras hacías las cosas que has hecho bien! ¡Sin vergüenza ninguna: cuando te ríes, no temes a quienes no te entienden! ¡Señalando los dibujos de las venas en nuestros brazos: para nosotras son unas cosas, para los demás son otras! ¡Sabiendo que ganar es celebrar lo que solo nosotras somos: ay, ay, ay!

 

Aida González Rossi.

 

 

Juana Fortuny.

Tengo una amiga que.

Fotografía y maquillaje, Inés Hernández.

Edited Image 2013-3-27-15_40_15_edited.j