PÉREZ Y REQUENA. Conquistador.

4 de noviembre de 2022 al 5 de enero de 2023.

Este viernes, 4 de noviembre a las 19:00 h., te invitamos a la inauguración de “Conquistador”, la primera exposición individual de los artistas Pérez y Requena en BIBLI.


-¿A dónde vas, Conquistador?- le gritaban «las chicas» a Isra cuando subía la calle Miraflores con su cartel al hombro.

Después de meses merodeando por la zona, al fin lo había conseguido, tenía entre sus manos el letrero del «Conquistador», el primer sex shop que se instaló en la Isla.

Durante el mes de abril del año 2018, registramos de forma sistemática, los días previos a la demolición de un lugar emblemático de la ciudad. Un inmueble de mediados de los años treinta del siglo pasado que se situaba al principio de la calle Miraflores. El popularmente conocido como «edificio amarillo» había sido abandonado a su suerte tras sufrir un desalojo en la década de los noventa. Lo único que permaneció abierto, pasando a formar parte del imaginario de la resistencia, fue La Granadina, el bar más antiguo de Santa Cruz. Durante su época dorada, la edificación llegó a albergar: bares, imprentas, talleres de mecánica, almacenes, talleres de artistas, prostíbulos, casas familiares, una fábrica de crac y el vídeo sexy shop que da título a esta propuesta. Con la caída de La Granadina terminó por caer el edificio.

Conquistador da nombre a un proyecto de investigación artística que llevamos desarrollando desde el año 2008. A través de este trabajo, tratamos las relaciones que se establecen en el contexto que rodea a la antigua zona de «conflicto y desahogo» de Santa Cruz, comprendida entre el puerto marítimo y el Mercado de Nuestra Señora de África.

La base del proyecto parte de dos acciones cotidianas: la de deambular y la de archivar. Ambas se convierten, no solo, en herramientas para realizar un trabajo de campo, sino en un fin en sí mismas. A lo largo de este tiempo, persistimos en el intento de atesorar la memoria de los espacios que han formado parte del imaginario y la historia del contexto urbano.

Conquistador se perfila como un archivo vivo. Su idiosincrasia le permite ser desplegado, formalmente, a través de pinturas, objetos, vídeos, historias y anécdotas. En esta ocasión, se instala en BIBLI a través de las pinturas que vestían las paredes del bar Niágara (que encontraba al lado de vídeo sexy shop), la barra de la Granadina y la palmera del antiguo Salón de té, que coronó durante años la calle del Castillo.