Stipo Pranyko

Exposición

Stipo Pranyko

press to zoom

Stipo Pranyko

press to zoom
1/1

 

​​
25 septiembre - 12 diciembre de 2015

 

El artista Stipo Pranyko (Bosnia, 1930) pertenece a la nómina de la cultura desplazada yugoslava tras la Segunda Guerra Mundial. Esta circunstancia marca de forma decisiva su trayectoria, esencialmente errante y apátrida, al igual que su obra, construida sobre un imaginario muy personal, desasida, absolutamente al margen de los circuitos comerciales del arte contemporáneo; arraigada, en fin, a su propio nomadismo. En Italia, Alemania y Francia fijó sucesivas residencias, y desde 1989 hasta 2012 se instaló en la isla de Lanzarote.


Desde Munich sigue desarrollando una intensa aunque solitaria actividad artística al servicio de una obra desnuda y esencialista, formalmente vinculada al denominado “ arte pobre”, en donde el uso de materiales cotidianos y precarios, innobles, al alcance de la mano de uso corriente, ha propiciado la construcción de un arte rehumanizado, próximo al devenir de la vida íntima. Su obra plantea el retorno a los valores y las necesidades prioritarias: a la renuncia del color, al blanco aséptico y a la luz.


El trabajo de Stipo Pranyko se ha amoldado a las exigencias de su propia aventura, en constante relación dialógica con la circunstancia. Sus piezas están concebidas para ser enrolladas o plegadas, para soportar e incorporar la arruga, el azote del polvo, la herrumbre y la adversidad.

 

 

 

-------------------------------------------------------------------------------

 

 

 

Stipo Pranyko (Jajce, Bosnia, 1930) ha desarrollado una intensa aunque solitaria actividad artística al servicio de una obra desnuda y esencialista, formalmente vinculada al denominado ‘arte pobre’, en donde el uso de materiales cotidianos y precarios, innobles, al alcance de la mano o de uso corriente, ha propiciado la construcción de un arte rehumanizado, próximo al devenir de la vida íntima. Sus obras textiles y dibujos últimos –esquemáticos, presentativos, sencillos– plantean el retorno a valores y las necesidades prioritarias: a la renuncia del color, al blanco aséptico y a la luz. La textura ajada de sus gasas y paños, la herrumbre de los objetos encontrados e incorporados a sus obras cual huellas del paso del tiempo o el acabado tosco y frágil de la manufactura artesana, son algunos de los signos que constituyen la base de su actividad plástica.

 

 

Isidro Hernández Gutiérrez
Conservador Jefe Colección TEA Tenerife Espacio de las Artes